Recientemente, el presidente Enrique Peña Nieto planteó la creación de tres Zonas Económicas Especiales (ZEE) en México con el objeto de impulsar el desarrollo de las regiones más rezagadas del país y contribuir con ello a combatir la desigualdad y la inseguridad.

Éstas se ubicarán en el corredor interoceánico en el istmo de Tehuantepec, en Puerto Chiapas, y otra más en los municipios colindantes a Puerto Lázaro Cárdenas, entre Guerrero y Michoacán.

Aprovechando la ubicación geográfica estratégica, se busca el desarrollo de infraestructura moderna para potenciar los puertos y la logística de la región. Además, estas zonas contarán con financiamiento preferencial de la banca de desarrollo, facilidades para el comercio exterior y un trato fiscal especial.

En resumen, se ofrecerá un marco regulatorio para atraer empresas y crear empleos de calidad, generando condiciones para desarrollar el capital humano del país, particularmente en las regiones más atrasadas.

Generación energética se verá beneficiada con las ZEE

La entidad gobernada por Manuel Velasco Coello, junto con Oaxaca, son la principal fuente de energía renovable en México, al generar el 99 por ciento de su electricidad con mecanismos eólicos, mini-hidroeléctricos, geotérmicos y solares. De aprovecharse tal circunstancia, y es lo que se pretende con la conformación de las ZEE, se podrían obtener 5 mil kilowatts más de capacidad para el 2020, sumados a lo ya proyectado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el área.

Pese al recorte presupuestal que se realizará en 2016, el gobierno destinará 3,120 millones de pesos para el desarrollo inicial de las ZEE en el sureste del país, así como otros proyectos de infraestructura.

De los 115,000 millones de pesos de inversión esperada en los primeros 10 años del desarrollo de estos proyectos, la mayor parte del capital será aportado por el sector privado y se espera que 60,000 millones provengan del sector energético y petrolero; 53 mil por proyectos de logística y transporte y 12 mil millones de pesos de recursos presupuestales, precisó el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Abraham Zamora.

El funcionario aseguró que dentro de las zonas ya se tienen identificadas el tipo de industrias con algún potencial económico. Así, la zona ubicada en el Istmo de Tehuantepec, el potencial se encuentra en la industria alimentaria, construcción y minería, así como en la energía eólica y petroquímica. Para Puerto Chiapas se han identificado desarrollos en energía eléctrica y eólica, transporte, confección, logística, infraestrucutura, así como comercio, construcción y sector agropecuario.

Finalmente, para puerto Lázaro Cárdenas está la generación hidroeléctrica y carboeléctrica; minería y construcción, software, industria automotriz, textiles, así como pesca y agropecuario, entre otros rubros.
Es así como la conformación de las ZEE supone un enorme impulso para el sector energético, dados los potenciales con los que cuenta el estado se prevé que las operaciones resulten en una derrama económica que beneficie tanto a los inversionistas como a los habitantes de Chiapas.


Información de industria manufactura, autmotriz y economía del mundo:

Conoce a Angel Mieres y Grupo Andrade, uno de los mayores aportes a la industria automotriz.
Descubre la innovación de los autos con la galería de Francisco Mieres Fernandez.
Más información de la empresa con mayor empuje en el sector de autos en México, Grupo Andrade.