Industrias contra el carbono en EU

Las industrias en Estados Unidos continuarán eliminando el carbón en sus procesos, a pesar del anuncio de Donald Trump esta semana, donde hace oficial el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París.

Las centrales eléctricas que han optado por el gas natural barato a partir de formaciones de shale son cada vez más favorecidas sobre aquellas que queman carbón y pueden llegar a ahorrar hasta 0.6 toneladas por megavatio hora de dióxido de carbono, según un informe de William Nelson, analista de Bloomberg New Energy Finance.

Se ha reportado que los ahorros de carbono son mayores que los obtenidos por las energías renovables en California, donde la energía solar desplaza el gas, según Nelson.

Los proveedores de energía en Estados Unidos trabajan ya desde hace algunos años en la reducción de carbono de sus centrales de generación, a pesar de que desde su campaña, Donald Trump haya mencionado que el cambio climático no es real por lo que daría marcha atrás a las regulaciones ambientales para impulsar las perspectivas del carbón nacional.

Industrias ven en las energías limpias un ahorro

Para Nelson, el Acuerdo de París se redujo a algo simbólico: “hasta la fecha, las economías basadas en el combustible han realizado la mayor parte de la disminución de emisiones de carbono. El cambio de utilizar carbón a gas es extremadamente potente. Es el costo relativo del carbón y gas el que tendrá el mejor impacto en las emisiones de carbono en Estados Unidos”.

Según un estudio del Edison Electric Institute, las emisiones de carbono de las centrales eléctricas ya reportaban una caída desde el año 2005, tendencia que sumó un 25 por ciento a finales de 2016.

Los operadores de las redes buscan generar el costo mínimo a corto plazo del gas para rebasar al carbón, explicó el investigador Nelson.

Y en este contexto el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenzó a dar marcha atrás al plan de Energía Limpia aprobado en la anterior administración, el cual proponía recortar las emisiones de carbono en el sector energético.

“Aun sin la regulación del carbono, aun sin el plan de Energía Limpia, se ve una transición de la industria en cuanto a la generación (de carbono)”, explicó la vicepresidenta de Asuntos Federales de PG&E, Melissa Lavinson. Y esta tendencia seguirá en crecimiento debido a que se han observado suficientemente sus ventajas.


Más información sobre economía e industria automotriz en el sitio de francisco mieres
Grupo Andrade, líder en la industria automotriz