Rosa Yamel Fuentes emprendedora

Rosa Yamel Fuentes, empresaria del Grupo Fuentes, ha denunciado públicamente a su hermano Antonio César Fuentes Yanar por amenazas que podría perjudicarla a ella y a su familia.

Rosa Yamel ha dicho que responsabiliza a César Fuentes si algo llega a sucederle a ella o a su esposo Hernán Rivera González, de sus hijos y del gerente general del grupo Fuentes, Ricardo Calzada Márquez y su familia.

“La personalidad violenta, radical e intolerante de Antonio César Fuentes Yanar, aunada a su legal y clara condición de socio minoritario de las empresas que conforman el Grupo Fuentes, lo ha llevado a recurrir a amistades dedicadas a dudosas actividades. Se sabe que actualmente está llevando a cabo negociaciones con el fin de obtener apoyos no legales ni oficiales para tomar por la fuerza de las armas el control de la administración de las empresas del grupo”, denunció Yamel Fuentes Yanar.

Rosa Yamel Fuentes dice que su hermano no tienen sustento para su denuncia

La denunciante sostiene que César Fuentes no tiene sustento legal de sus pretensiones, lo cual ha hecho que por desesperación esté recurriendo a supuestas amistades que lo único que harán será perjudicarlo.

Respecto a lo que su hermano alega en cuanto a la toma ilegal de acciones del consorcio, Rosa aclara que entre agosto y noviembre de 2013, Don Eduardo Fuentes Varela donó a sus cuatro hijos todas las acciones de las empresas que conforman el grupo Fuentes, por partes iguales, convirtiéndose a partir de entonces cada uno de ellos en accionistas de las empresas en un 25 por ciento cada uno.

Sin embargo, el 9 de julio de 2015 falleció Magali Fuentes Yanar, quien heredó con constancia ante notario público, sus acciones a Rosa Yamel Fuentes Yanar, con lo cual adquirió el 50 por ciento del capital social de las empresas. Y esto es lo que ocasionó el conflicto con su hermano.

Menciona que dados los malos manejo de Antonio César en las empresas que le correspondía vigilar dentro del Grupo Fuentes, Don Eduardo Fuentes Varela revocó sus poderes con fundamento legal, lo cual causó gran molestia en Antonio César, quien a partir de entonces ha amenazado a Rosa Yamel y ha buscado por diversos medios perjudicar al consorcio