Turquía presencia autocensura de Blade Runner 2049

Parece que en Turquía la nueva cinta Blade Runner 2049 no fue del agrado de todos, pues la Asociación de Críticos de Cine de Turquía atacó al estudio Sony Pictures por censurar partes de la película ‘Blade Runner 2049’ en el país.

De acuerdo con el portal Indiewire, la versión del filme que Sony presentó en este país de medio oriente omite una escena e incluye modificaciones en otras para censurar imágenes de desnudos.

A su favor, un portavoz del estudio dijo que esta decisión se había tomado por respeto a la audiencia, sin embargo, los integrantes de la Asociación de Críticos rechazaron esta explicación, “estamos indignados ante el hecho de que presentaran una versión autocensurada de Blade Runner 2049 a Turquía y profundamente ofendidos ante el intento de legitimarla bajo el argumento de que se hizo para ser respetuosos de la cultura local”.

“Verse a sí mismo como autoridad para determinar qué es apropiado y qué no para una cultura local e imponer ese punto de vista en esa cultura es una de las mayores faltas de respeto a esa cultura. Es un insulto a la población de Turquía, y especialmente al público del país, asumir que les molestará cualquier signo de desnudez”, dice una carta abierta que el grupo compartió con la opinión pública. Los firmantes del texto solicitaron que el estudio se disculpe y tome medidas para remediar lo sucedido.

Blade Runner, objeto de polémica no sólo en Turquía

La Motion Picture Association of America determinó que la película secuela Blade Runner 2049 tendrá una clasificación R (para mayores de 18 años), debido a que contiene escenas con “violencia, algo de sexualidad, lenguaje y desnudos”, aunque muchos auguraban que sería clasificación PG-13. Esto fue buena noticia para muchos fans, aunque quienes sean menores de edad se quedarán con las ganas de ver este filme en la pantalla grande, por lo que se manifestaron en contra. Mientras que en México obtuvo sin problemas la clasificación B.

La historia narrará los eventos posteriores al filme original de Ridley Scott, con el oficial K (Ryan Gosling) en busca del ex-agente Rick Deckard (Harrison Ford) para resolver un caso aún más complicado que el que lo hizo retirarse.


Más información de la industria del entretenimiento con Emilio Braun Burillo